Mutua Madrid Open: Djokovic, invencible

Tampoco a la tercera ha sido la vencida y, como ya sucediera en Miami e Indian Wells, nuevamente Novak Djokovic se impuso a Rafa Nadal en la final del Mutua Madrid Open. La principal novedad es que en esta ocasión ha sido sobre tierra batida, superficie de la que es absoluto dominador el español en los últimos siete años.

0 comentarios
a. marcos
lunes, 9 mayo, 2011



Al final, 7-5 y 6-4 en más de dos horas de pa
Sin que suene a escusa, porque la victoria de Novak Djokovic fue totalmente merecida, sí que hay que señalar que de los torneos sobre arcilla roja el de Madrid es el menos favorable para el manacorí. La altura de Madrid, así como las especiales condiciones de la Caja Mágica, hacen que la velocidad de la pelota sea mucho mayor y que los grandes sacadores se encuentren a gusto a pesar de ser tierra batida. Como se ha visto toda la semana, jugadores como Federer, Feliciano López o el propio Djokovic se encuentran mucho más cómodos en Madrid que en otros torneos como puedan ser Montecarlo, Roma o Roland Garros.

A pesar de ello, el favorito era Nadal, que se plantó en la final después de derrotar en un duro partido al suizo Roger Federer. No menos fácil lo tuvo "Nole", que tuvo que emplearse a fondo para derrotar a la gran revelación del torneo, el brasileño Bellucci.

De esta manera, se presentaba la final entre los dos mejores tenistas del mundo actualmente. El serbio, con la intención de seguir con su increíble racha de imbatibilidad en este 2011, y de paso acercarse al número uno del mundo. Por su parte, Nadal defendía los 1000 puntos de campeón del torneo en su pasada edición y seguir demostrando que es el total dominador sobre este tipo de superficie.

Muy pronto se vio que Djokovic iba a por todas. Tuvo un comienzo fulgurante que sorprendió al número uno del mundo. Con un juego muy completo, que combinaba ataques demoledores con una gran defensa, el tenista serbio se puso 4-0 en el primer set. Parecía un paseo militar, pero enfrente estaba un tenista que jamás se rinde. El español cambió su ritmo de juego y comenzó a ser mucho más agresivo. Vimos en ese momento la versión de Nadal que llevamos viendo desde que empezó la temporada sobre arcilla roja, con un juego que no da respiro al rival. Así, y tras remontar tres bolas de partido, empató a 5. Tras el gran esfuerzo realizado para remontar, tuvo un pequeño bajón que fue aprovechado por Novak para romper de nuevo el saque y anotarse la primera manga.

El tenista español comenzó el segundo set igual que en las semifinales. Intentando revertir la situación y parecía que así iba a ser cuando nada más empezar rompió en blanco el servicio de su rival. Sin embargo, Djokovic demostró que lo de este año no es casualidad, y pronto le devolvió el break al mallorquín. Nadal, que sufría con su saque, vio como el serbio cada vez se imponía más con sus potentes golpes y cuando tuvo la ocasión, en el décimo juego, aprovechó la oportunidad para romper el saque de nuevo y conseguir el juego definitivo.
Gran partido y gran final, con los dos tenistas demostrando por qué son los dos mejores del mundo actualmente. Djokovic eleva su racha de victorias seguidas en este 2011 a 32, lo que le ha llevado a conseguir seis títulos: Open Australia, Dubai, Belgrado y los Masters 1000 de Miami, Indian Wells y Madrid. Nadal buscará en cambio la revancha esta misma semana en el torneo de Roma,  quinto Masters 1000 de la temporada y alcanzar de esta manera los seis títulos en el Foro Itálico.

Contenidos relacionados

No se ha encontrado ninguno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *