red de blogs cosasde
 
 Comentarios: 0

Como señalábamos la semana pasada, ha comenzado la temporada de tierra batida y con ella el momento en el que nuestros tenistas y en especial su máximo representante, Nadal, se convierten en los protagonistas.


El torneo monegasco supone el punto de partida a una ronda de torneos que nos va a llevar también a Barcelona, Madrid, Roma y como guinda del pastel el segundo Grand Slam de la temporada, Roland Garros. Dos meses en los que el número uno del mundo, Rafa Nadal, va a tener la complicada labor de repetir los títulos del año pasado, salvo en el torneo Conde Godó del que estuvo ausente en el 2010. El nivel de exigencia es máximo, ya que todo lo que no sea vencer en esos mismos torneos supondría perder puntos y, por tanto, parte importante de los puntos que tiene ahora mismo de ventaja en la clasificación ATP. En total, 5.000 puntos deberá defender el manacorí. Un nuevo reto para el número uno del mundo y el mejor tenista de tierra batida de los últimos años. Por eso, a pesar de la dificultad de repetir la hazaña y que tendrá que enfrentarse al resto de las mejores raquetas del mundo, Nadal sigue siendo siempre el gran favorito en todos los torneos que disputa sobre arcilla.

El comienzo del torneo de Montecarlo no ha hecho sino que confirmar que Nadal vuelve a estar en un gran estado de forma y que en este tipo de pista se siente como pez en el agua. Ayer miércoles hizo su debut contra el finlandés Jarkko Nieminen y no pudo ser de mejor forma, ya que Rafa, con un gran tenis, no tuvo problema para derrotar en poco más de una hora por un doble 6-2. El tenista español hizo gala de un juego muy agresivo y con gran precisión y fuerza en sus golpes lo que llevó a su rival a tener numerosos fallos. Además, Rafa demostró que sigue mejorando con su saque, como demuestra su altísimo porcentaje de primer servicio (85%) durante el partido. De esta manera, Nadal ya espera su enfrentamiento de tercera ronda contra un rival complicado como es Richard Gasquet. El tenista francés derrotó en esta segunda ronda al también español Guillermo García-López por un rotundo 6-2,6-1.

En cuanto al resto de participación española, había un doble duelo entre los nuestros. David Ferrer sigue demostrando que ha empezado el año en un gran estado de forma y no tuvo piedad de Feliciano López. El tenista alicantino ganó con suma facilidad por 6-2 y 6-0. Por otra parte, Tommy Robredo ganó con pocos problemas por 6-4 y 6-3 a un Fernando Verdasco que no levanta cabeza este año. Otro de los tenistas españoles que cuentan con opciones en este torneo, Nicolás Almagro, tuvo un durísimo e igualado encuentro contra el argentino Máximo González. Impresionante el partido de más de tres horas el que disputaron los dos tenistas y en el que finalmente se impuso el murciano por un resultado 6-7, 7-5 y 7-6.


Otro de los favoritos, Roger Federer, debutó con una cómoda victoria por 6-2 y 6-1 frente al alemán Philipp Kohlschreiber. El tenista suizo estuvo muy serio en todo momento y no dio ninguna oportunidad a su rival. De esta manera, ya tenemos perfilados los octavos de final, que se disputarán íntegramente este jueves, y en el que tendremos a cuatro representantes de la armada española.

Comentarios (0)

Envía tu comentario
Nombre:  
Email:  
Mensaje: