red de blogs cosasde
 
 Comentarios: 0

Está claro que el torneo de Shanghai no se le da especialmente bien a Rafa Nadal, ya que nuevamente, al igual que sucediera el año pasado, cayó derrotado en los octavos de final del penúltimo Master 1.000 de la temporada en el día de ayer y contra un rival teóricamente asequible, el alemán Florian Mayer.

De esta manera, el español pone punto y final a la gira asiática con decepción, aunque no hay que olvidar que el domingo pasado fue finalista en el torneo de Tokio. Precisamente, esa final puede ser uno de los motivos del más que evidente cansancio y falta de frescura del manacorí en el partido contra Mayer. No hay que olvidar que Nadal es el jugador con más partidos disputados del año y que también es humano y puede que esté empezando a sufrir los efectos del cansancio físico.

Tampoco ayudó al español el que tuviera que cerrarse la capota por la lluvia, lo que provocó que la pelota se desplazará mucho más rápida, lo cual no favorece a su juego. Pero no hay que poner excusas, ya que el principal motivo de la derrota del número dos del mundo fue el excelente partido realizado por su rival, que estuvo en estado de gracia durante todo el choque y que con un gran número de aciertos, con un juego muy variado y potente puso contra las cuerdas al balear durante gran parte del partido.


El partido en la primera manga transcurrió con la sensación que los dos jugadores estaban centrados en sacar adelante sus saques y esperar alguna oportunidad para realizar una rotura que fuera definitiva. Ésta no llegó y se tuvo que dilucidar todo en el tie-break. A pesar de empezar muy bien para Rafa con un mini-break, el alemán se creció y empezó a dominar con golpes precisos y de gran calidad, lo que le permitió anotarse el primer set tras 60 minutos de dura batalla.

El segundo set transcurría por los mismos derroteros hasta que en el séptimo juego Mayer logró romper el saque del español y con ello conseguir la sentencia. Al final 7-6 y 6-3. En cuartos de final tendrá a otro rival español, Feliciano López, que en el día de ayer se deshizo en un gran partido de Tomas Berdych por un doble 6-4.

El otro español que nos queda en el torneo, David Ferrer, se ha clasificado esta mañana para las semifinales al derrotar al americano Andy Roddick en un durísimo partido de más de dos horas y media y que acabó con un marcador global de 6-7, 6-2 y 7-6. El español supo mantener la cabeza fría después de perder el primer set y con una gran solidez en su juego ir dencantando el partido de su lado. En semifinales tendrá como rival al vencedor del Mayer-Feli.

Imagen propiedad Reuters

Comentarios (0)

Envía tu comentario
Nombre:  
Email:  
Mensaje: