Comentarios: 0

España estará en una nueva final de la Copa Davis, después de vencer de forma rotunda por un resultado global de 4-1 a Francia en las semifinales que se han disputado este fin de semana en Córdoba. España buscará su quinta Ensaladera. De esta manera, vuelve a ratificar el por qué somos la potencia número uno del tenis. Además, una vez más Nadal volvió a estar increíble en sus dos partidos, pasando por encima de dos rivales de entidad y eso que venía de disputar una durísima final del US Open tan solo unos días antes.

España se sabía superior sobre tierra batida sobre el equipo francés y así lo demostró en los dos primeros partidos de individuales disputados el viernes. Nadal abría la eliminatoria contra Richard Gasquet, con la incertidumbre de si el español podía acumular el cansancio. Pero el mallorquín siempre responde y desde el principio impuso la ley del mejor jugador de la historia sobre tierra batida. El calor asfixiante que ha hecho durante todo el fin de semana en el Coso de los Califas no impedía a Rafa jugar a un ritmo muy alto. El francés intentaba jugar con puntos cortos, arriesgando en sus golpes, lo que provocó que tuviera numerosos fallos. Nadal aprovechó para romper el saque y coger una ventaja que le permitió llevar de forma muy cómoda el primer set. Los dos sets siguientes no tuvieron ninguna historia, el español castigó al tenista francés sin tregua con golpes profundos y de gran potencia, ante los que nada podía hacer Gasquet. Al final, el 6-3, 6-0 y 6-1 final demuestra la clara superioridad de Nadal, que hizo un partidazo.


En el segundo choque, se enfrentaban el número uno español, David Ferrer, con Guilles Simon. Un partido que a priori se esperaba mucho más igualado de lo que luego realmente fue. El alicantino, héroe de la anterior eliminatoria contra Estados Unidos, ofreció una gran solidez en su juego, dominando en todo momento al jugador galo. El resultado final, 6-1, 6-4 y 6-1 no deja lugar a las dudas sobre el gran nivel que demostró Ferrer.

El sábado se disputaba el partido de dobles, con la intención de cerrar la eliminatoria. Pero no pudo ser, ya que nuestra pareja Verdasco-Feliciano estuvo a un nivel bajísimo, con un gran número de errores, y cayeron de forma muy rotunda contra el dúo francés Jo-Wilfred Tsonga y Michael Llodra. El resultado final de 6-1, 6-2 y 6-0 da buena muestra de la nula oposición que ofrecieron los nuestros, en un partido para olvidar.

Ayer domingo, Nadal jugaba, en un principio, un durísimo partido contra Jo-Wilfred Tsonga, pero nuevamente el de Manacor estuvo a un nivel sublime anulando por completo el juego de su rival. Además, Rafa ofreció un juego en muchos momentos espectacular, con unos golpes y puntos que levantaron la ovación de todo el público español. Nadal sigue demostrando que está a un nivel altísimo y que todavía le queda mucho margen de mejora. Ante uno de los tenistas más en forma, el español no tuvo ningún problema en derrotarle por 6-0, 6-2 y 6-3. Victoria número 18 consecutiva en la Copa Davis para el genio español. Posteriormente, Verdasco selló el 4-1 definitivo de la eliminatoria, tras ganar por 6-2 y 6-1 a Richard Gasquet.

España se clasifica para la gran final de la Copa Davis, que jugaremos como locales del 2 al 4 de diciembre (seguramente en Valencia) contra Argentina. Los argentinos dieron la sorpresa y se impusieron a la Serbia de Djokovic, que tuvo que retirarse en el punto definitivo. España tiene más cerca su quinta Copa Davis.

Por:

Etiquetas: el tenis
Categorías: Copa Davis, Destacados, General, Nadal

 Comentarios: 0

Comentarios (0)

Envía tu comentario
Nombre:  
Email:  
Mensaje: