Comentarios: 0

Se presentaba como una eliminatoria muy complicada. La primera mala noticia era la no participación de Nadal, saturado y sin casi descanso desde su título en Roland Garros y final en Wimbledon. A ello había que sumar el jugar fuera de casa contra un país con más tradición en este torneo como es Estados Unidos. Y el peor obstáculo que podíamos encontrar es el tipo de pista tan rápida elegido por los americanos, con la intención de favorecer a dos cañoneros como son Mardy Fish y Andy Roddick y con la idea de que es el tipo de pista que peor se debería acomodar al juego de los nuestros.



Pero la jugada no le pudo salir mejor curiosamente a los nuestros. Hace ya mucho tiempo que los tenistas españoles dejaron ser jugadores solamente de tierra batida. Ahora se adaptan a todos los tipos de pista y ya han conseguido muchos torneos fuera de la arcilla roja. Además, el equipo técnico, capitaneado por Albert Costa ha hecho un gran trabajo, primero haciendo una selección con los jugadores que mejor se podrían adaptar a la pista rápida y segundo llevando a los jugadores varios días antes a entrenar a Austin y así poder adaptarse.

El primer día fue glorioso para los nuestros. En primer lugar, un grandísimo Feliciano López (se encuentra en el mejor momento de su carrera, con un grado de confianza mucho mayor actualmente en su juego) superó a Mardy Fish en un durísimo partido de más de 4 horas de duración por 6-4, 3-6, 6-3, 6-7 y 8-6. El toledano demostró un alto grado de concentración y a pesar de la presión y el juego del americano supo aprovechar sus ocasiones y acabar llevándose el primer y siempre fundamental primer punto de la eliminatoria. En esas que llegó el gran héroe de la eliminatoria, David Ferrer, y comenzó a demostrar que desde hace ya años la potencia número del tenis es España. El alicantino demostró una calidad tremenda, con una gran veteranía que le permitió superar las siete pelotas de set en contra en la primera manga. Ese primer set dio alas al español que empezó a sentirse muy superior a Andy Roddick, y así acabar desquiciando al estadounidense que se veía impotente ante el torrente de juego Ferrer, que acababa ganando en tres mangas por 7-6, 7-5 y 6-3.

El sábado se disputaba el partido más complicado, a priori, de la eliminatoria, ya que Granollers y Verdasco se enfrentaban a los hermanos Bryan que son la mejor pareja del mundo de dobles. A pesar de debutar como pareja de dobles, el dúo español hizo un gran partido e incluso se llevó el primer set en el tie-break. Al final cayeron por 6-7, 6-4, 6-4 y 6-4 , pero no sin antes hacer sufrir de nuevo a los aficionados americanos.

La tercera y definitiva jornada enfrentaba a David Ferrer y Mardy Fish. La tensión se palpaba tanto en las gradas como en la pista, con un gran número de fallos y bolas de break por ambas partes. A pesar de ello, David se mostraba mucho más seguro y su mayor variedad de golpes le permitió anotarse los dos primeros sets. El tercero, a pesar de tenerlo casi sentenciado el español, cayó del lado americano. La cuarta manga fue típica de Copa David, con puntos de gran calidad y emoción continua. Al final, 7-5, 7-6, 5-7 y 7-6 para el alicantino y eliminatoria para España que recibirá en las semifinales a Francia. Una oportunidad más de seguir haciendo historia y de buscar la Quinta Ensalada de Plata de nuestra historia.

 Comentarios: 0

También te puede interesar

Comienza la Copa Davis 2011

Copa Davis: España arrasa a Bélgica

Roland Garros 2011: Semifinales de lujo

Comentarios (0)

Envía tu comentario
Nombre:  
Email:  
Mensaje: